Nuestro momento favorito en las bodas, sin duda alguna, es la cara del novio cuando ve aparecer a la novia. ¡MO-MEN-TA-ZO!. Esa cara llena de emoción y sentimiento, con ojos cristalinos y boca temblorosa.

.

Hasta la fecha, una de las bodas que más hemos llorado a moco tendido. Dos vestidos de novia, un solazo de testigo y muuuucho amor. 

Hace unos días os anunciaba por Instagram Stories que se avecinaba sorteo (De los buenos). ¡Pués aquí está! Porque no podemos estar más contentos y porque es gracias a todos y cada uno de vosotros, ea.

Lo primero, ya me van a perdonar por la ausencia, pero han sido unas semanas duras de trabajo. ¡Pero felices oiga! Ya estamos a full en la nueva oficina. (Maravilla es café recién hecho y sentarse a mirar, desde el querido Chester, como ha quedado todo. No me canso de hacerlo).